lunes, 14 de febrero de 2011

SOPA DE CALDO CASERO (CON HISTORIA)




Esta sopa la he rescatado de mi archivo y, ¿podéis creer que lleva en él dos años?...ains…

En fin, hoy la he rescatado (por fin) y, aunque es muy sencilla, me ha parecido interesante compartirla porque -como vais a comprobar-, ¡está hecha en cocina de carbón!…jajaja… ¿Dónde tengo una cocina de carbón?...Pues dónde va a ser, en esa “casita”-tan famosa- de mi cabecera…jajaja… ¿Queréis conocer su historia?...Primero la receta que –tengo que aclarar- elaboró mi madre en su día.

Ingredientes:

Caldo casero.
Fideos.
Carne del caldo.
Huevos cocidos.
Sal.

Preparación:

Ponemos a hervir en una cazuela el caldo que habremos preparado con antelación. A parte, en otra cazuela, ponemos tantos huevos como creamos necesarios a cocer.



Cuando rompe el hervor del caldo, añadimos los fideos.



Dejamos cocer hasta que estos estén hechos y rectificamos de sal.

Picamos la carne con que hayamos elaborado el caldo, así como el huevo -o huevos cocidos-, lo incorporamos todo a la sopa y lista para servir y comer.





Y ahora, como lo prometido es deuda: la historia…

Bien sencilla, mi abuela paterna, Rufa, heredó de su tía Filomena la casa. Aquí están mi padre y la tía Filomena.



Hago un inciso aquí para deciros que – y siempre según las lenguas viperinas de mi familia-, a la pobre tía Filomena, la maté yo de un empacho de cerezas…ains…

Sigo, que quiero ser breve - o por lo menos intentarlo-,…jajaja…

Mi Tía Meri heredó de mi abuela la casa y, a mediados de los años 90, mi padre se la compró. ¿Queréis ver cómo era?







Hacía el año 97, mi padre comenzó, poco a poco y con sus propias manos, a restaurarla y, lo que en principio iba a ser un cambió de cubierta para que -por lo menos-, no se cayera la casa; terminó siendo lo que todos veis cada vez que entráis en mi blog…





-¡Ay güela, si pudieras ver la casa ahora!



Tengo que decir que todavía le quedan cosas por terminar, por ejemplo, la parte trasera. En ella podéis ver que tenemos un horno tradicional, es ese volumen de piedra que sobresale de la fachada…Está en muy buenas condiciones pero no sabemos como controlar las altas temperaturas que alcanza, aunque, ya hemos comprado un termostato y, próximamente, comenzaremos a “tantearlo”…A ver lo que sacamos de él…Mi “güela” si que lo tenía controlado y: ¡hacía un pan y”unes boroñes” en él!…mmmmm…

A mi padre le gusta recibir en ella a toda la familia, pero es muy difícil reunirnos todos (muchos se encuentra fuera), a veces, casi lo conseguimos, pero no estamos todos los que somos.





Y cómo podéis ver, para celebrarlo, un buen “corderu a la estaca”.



En fin, que además de la caza -“éste”-, es el entretenimiento de mi padre, y, aunque la casa se llama “La Vallina”, a nosotros nos gusta decir que es: “err ranchito derr papa” (hay quién prefiere llamarlo “Ambiciones”)…Bien pensado, también podría ser “Dallas” o “Dinastía” ¿no?… ¡Dejémoslo aquí!…jajaja…

Esta entrada se la dedico a todos los “González” de mi familia desperdigados por España y parte del extranjero -en especial-, a mi primo David que -en estos momentos-, se encuentra en Afganistán.

51 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Yo soy Gonzalez, pero me parece que no soy de tu familia biológica.... porque de la blogera ya me siento.

Que suerte, una cocina de carbon, o económica, como la llamaba mi abuela... y un horno de los de toda la vida..... Y el "ranchito" ains ya quisiera yo la mitad de uno como el vuestro.

Y el caldito, delicioso, claro.

Besos

las recetas de mar dijo...

El caldito delicioso, la casa de Ambiciones preciosa, el horno una pasada y tu familia encantadora.

Un abrazo, guapetona.

nuska dijo...

Mira, vamosalculete, loa cicatriz de mi operación, cuando más me duele, es cuando me río (y no es broma). Con lo de la muerte de tu tía, pobrecita mía, me ha dolido un montón…
A esa sopa, en La Mancha, la llaman sopa de boda. Un besazo, y que disfrutes muchos años de tu casa y de tu familia.

Tito dijo...

Que bonito historia Zulimaaaa!!! y las fotos impresionantessss!! me encantan esas fotos antiguas! y por no decir nada de esa sopina!!! ainsss si pillo un plato ahora mismo!!!!! engúyolo! jajajaja!!! que ricaaaaa! tomo nota de ella!!!!!

;-)

Isabel y Aurora dijo...

La sopa una pinta divina,que te puedo decir mas....
Lo que si te dire es que me encanta leer tus entradas,me transportas con tus relatos y ademas me rio muchisimo,pobre güela...en fin que me ha gustado todo y esas fotos chulisimas,aahhh y esa pedazo de caldera IMPRESIONANTE!!!
Bssssss.

Mosquis (Mª José) dijo...

Una historia hermosa y una sopa estupenda que me encantará probar!!

Me han encantado las fotos, que bonita restauración ha hecho tu padre de la casa....y qué bonitas son las aldeas!

Un bico

agnés dijo...

madre mia,que suerte una cocina de carbón es fantastico igual qe la sopa y la historia una maravilla seguro que estaran contentos de la conservación de la casa,un beso

Akane dijo...

Preciosa entrada!
El caldo totalmente apetecible estos días :) Pero me quedo con la historia familiar y de la casa. Siempre me ha gustado mucho ver tu cabecera, la casa parece un poco de cuento y se ve que tiene historia detrás. La casa que tienen mis padres en el campo también fue comprada a familiares y también mi padre ha estado arreglándola poco a poco, aunque no tenemos un horno como ese!

Un abrazo

susina dijo...

Ay!!!! la sopina gustome, amiga...pero la historia me encanto!!!!! vaya cómo estaba la casa, guapa...tu padre hizo un trabajo de premio. Os quedó de lujo. Vaya suerte poder hacer esos corderos!!! bueno, bueno, te faltó decir dónde está exactamente...aunque pensándolo mejor, ¡no lo digas! que nos presentamos allí en tropel!!!!!!!!!!!!!!!!!! aunque era por Blimea no?
Si tu guelita la viera...

sofía dijo...

Yo también soy González -aunque de segundo- muy bonita la casina, yo sé valorar el trabajo que hizo tu padre porque yo también compré lo que por aquí se llama una casa de aperos y la finca era muy pero que muy cuesta y la hemos,-bueno mejor dicho la hizo mi marido- en bancales y reformó la casa de aperos y nos quedó un fin de semana precioso, es tal que como ahora sólo somos dos nos quedamos a vivir en ella, cuando tenga tiempo te enseñaré como era antes y como es ahora. Voy a seguir con tu blog. Gracias por ser seguidora

María dijo...

Ayyyy Zulima, esa casa me tiene loca.....es preciosa, me gusta todo todo todo, y la sopa....mi güela todavía tien la cocina de toda la vida, y es una pasada.....bueno y tais totalmente equipaos...yo también pensaba que donde taría, pero como dice Susina, mejor no lo digas,jaja, que nos vamos todos pa allí como locos...
Un besazo

Carmen dijo...

Una sopa divina y la historia me ha encantado, así como la casa, ha quedado preciosa. me quedo echando un ojo por tu cocina

Isa dijo...

Precioso reportaje¡¡¡¡¡¡
Tengo que decirte que mi madre ponia sopa todos los dias
y mi padre le decia
¡¡¡¡SOPA LO MISMO DA MUCHA QUE POCA!!!!!!
Besos

Curra dijo...

Sopa rica por dios y una historia mu requetebonica.
Un besote

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Siempre que entro en tu blog esa foto de la casa me cautiva, incluso creo que me gusta más que tus galletas, jejeje o igual. Menuda restauración le habéis hecho, un lujo de cocina y horno, la comida debe saber a gloria.
Ya nos contarás otro día lo del empacho de cerezas.
Y la sopa una maravilla que apetece el doble con este tiempo tan desapacible, hoy hemos coincidido en poner sopa.
Besos guapetona.

Conguito dijo...

Ummmmm, una sopita ahora que estoy acatarrada y febril, qué bien me venía!
¡Qué lujo de casa, de familia y de todo! envidia sana me da.

Besotes

BlueLady dijo...

Ainssss, pero que sopita más ricaaaa!! y tú guardandola, estas cosas no se hacen ¿Eh?. Los platitos de casa es la cocina auténtica de cada sitio, la que no ha pasado por escuela ni se ha ido a comprar adrede para hacerla. Vale la pena conocer estos platos, sencillos y sabrosos.
Me ha hecho ilusión conocer la historia de tu casa. Cada vez que entro en tu cocina y la veo, creo que estoy en uno de esos cuentos de hadas que tienen una casita en el bosque, rodeada de montañitas.
Es lo que dices, son ideales para reunirse mucha gente por espacio y por calidad de vida. Todo un verdadero lujo hoy en día.
Menudo trabajo tuvo tu padre, pero ha valido la pena ¿Verdad?
Oye! ¿Y también tiene un trasgu en la cocina? como cuentan en las leyendas astures jajaja
Besotes!!!!

Rosa dijo...

Yo que he tenido el placer de comer en el Ranchito, es un sitio acojedor y precioso, pero es que sus dueños son unas personas encantadoras y te hacen sentir en casa.
Con respecto a la cocina me fuí sin verla me cachisssssssssssss.
Y con respectoa que las malas lenguas dicen que tu liquidaste a tu tia, yo creo que es verdad, por que seguro que le diste cerezas hasta el empacho jajajaja.
Me a encantao esta entrada.
Un besazo wapisima

Ague dijo...

Mi niña,te tenía abandonadita y yo perdiendome esta bonita historia y esta sopita que debe estar de vicio,me encanata la casa y su historia pero me dejastes intrigada con lo del empacho de cerezas,¡¡¡¡bueno mi niña y eas galletitas que he visto que cucada,eres una artista cielo,me lo llevo todo y te mando un bes muy muy grande.

Lía dijo...

Que sopina más buena... y que entrada más guapa. ¡¡¡Con lo de las cerezas me has alegrado este día un poco gris!!!
Besos :)

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Preciosa historia para un dia tan apagado como es el de hoy, me ha gustado muchisimo, ademas la casa es una maravilla.
Besos

Belmari dijo...

La casa es una pasada de bonita y la historia me ha ebncantado!!
Que contento se pondra tu pandre cuando tiene la cas llena de familiares...es una gozada.
La sopa me recuerda el pueblo...mi madre le ponía huevo picado también y yo algunas veces se lo pongo.
Un beso guapa y disfruta mucho de esa casa tan preciosa!!

Nati dijo...

Desde luego te puedo asegurar que no tengo mejores recuerdos de mi infancia que los que pasaba en verano con mis bisabuelos en Montovo una aldea al lado de Belmonte. Que tiempos aquellos, si cierro los ojos veo la casa perfectamente, sin luz, sin agua, con una enorme panera, con el olor a ese pan dulce que preparaba mi bisabuela, la leche recién ordeñada y no sigo que te aburro jajaja. Esta sopa se ve increible y la foto de tu tía me recuerda mucho a mi bisabuela. Un besazo preciosa y perdona por el rollo que te he soltado jajajaja.

Silvia dijo...

Pues si que tiene historia si... Qué cambio el antes y el después. Estas sopitas reconfortan a cualquiera y más si miras al pasado.

Besos.

Ido dijo...

Me encantan estas historias, con fotos de entonces y todo... pues sí que ha quedado chula la casa! Un besote

Marta y Cris dijo...

Yo estoy muerta de frio así que esa sopita me entraría genial !!!
Gracias

Kris

M. dijo...

Tu casa es muy, muy bonita, me encanta muchísimo, y aún conozcia la historia (ays, perdona los errores...).
El caldo, riquísimo ;)
Besitos por ti y para tu familia!
Madalena

Amanda dijo...

¡Qué chulada de casa, de historia y de sopa!
Besitos.
;-D

Angie dijo...

Qué maravilla de casa, Zulima! y qué bonitas historias. Aunque, como dice mi hijo..., qué mala "milk" tienes! Sopita en horno de carbón?? y ese pedazo comedor con tanta familia?? Que me muero de envidia!!! Un beso, preciosa!

PANDORA dijo...

Hija, que bonita esta entrada que has puesto. Me encanta la historia de tu casa famliar. Menudo trabajo habéis hecho, madre mía.
, si la viera tu abuela...
Lo del horno cuando lo tengáis controlado va a ser maravilloso.
Y menudos homenajes os pegáis, válgame Diosss.
La sopita, inmejorable. No hay como las recetas caseras, y con estos días de frío, es lo que mejor entra.
Besitos

Mamimanitas dijo...

Preciosa la historia y la sopa seguro que está de quitar el sentío.
Me encantan esas reuniones familiares, y la casa por supuesto.

Un beso

laviana ( Fely) dijo...

Una historia con solera al igual que la casa he "prima"...jeje,Yo digo lo mismo que Rosa...la casa es muy guapa pero las personas que moran en ella son...ancantadoras, cariñosas, amables muy BUENA GENTE y no soy nada pelotas. así que haber cuando cae un corderín en esi ranchito heeeee!Con tanto rollo casi no te digo na de la sopina...que es la que siempre comemos aunque en vitro que les que no temos carbón....jjeje.
bexinos solete y para tus papis y abuelos.

El Oteador de los Mercados dijo...

Lo siento "vamosalculete", pero cuando has puesto que ibas a contar la historia de la casa (que me quedo bobo mirando la cabecera del blog) me he saltado la receta para ir a cotillear un poco.
Después de empaparme de toda la historia, no me extraña que en esa casa puedan salir sopitas tan sencillas y deliciosas como esa.

Virginia dijo...

Que rico el caldo. Yo en invierno tomaria caldo a todas horas (a veces lo tomo para desayunar!). La casa es un pasada pero más aún el trabajo que se ha pegado tu padre.

Piescu dijo...

El caldo una maaaravilla y la historia muy chula. Que cambio la casa. Lo que era y lo que es ahora. Es verdad...si tu abuela pudiera verla..
Un besito,
rosa

Juan el Catalan dijo...

Hola Zulima,una sopa buenisima, y la casa estupenda tambien, un saludo.
JUAN

Mari dijo...

Preciosa historia. La casa ha quedado muy bonita.

Me alegra saber algo mas de ese casa tan encantadora que veo cada vez que visito tu blog. Bonita familia y es muy bonito que traten de reunirse.

Un abrazo y feliz fin de semana :)

Esther dijo...

Pero bueno casi me pierdo este caldito con historia!! Bueno el caldo quien lo pillara esta noche aqui en las montañas con el frio.

Y la restauracion es una pasada,¡cuanto ha trabajado tu padre!!,me encanta ver las fotos antiguas y saber como eran las casas antiguamante.Me ha gustado mucho tu post de hoy.besos Esther

jantonio dijo...

Que casa más bonita, y con ese horno!. Tu padre se lo ha currado mucho.
La sopita bien rica.
Un besote.

SEFA dijo...

Dale a tu padre mi enhorabuena por es trabajo tan bueno que ha hecho en esa casa, las reuniones son estupendas y tener un sitio tan bonito...........la comida y esa sopita sabe a gloria, besicosss.Sefa

fe-i*ká dijo...

Mi chica!!! que entrañable...todo, me ha gustado leer esta entrada tan maja.
Felicidades, una casa preciosa!
Un abrazo y un monton de besikos.

Morguix dijo...

Oye, yo también me apellido "González"... ¿servirá eso para poder comerme una sopita y un platito de ese cordero en esa casa tan maravillosa?.
Un besote, guapa. Me ha encantado esta entrada.

Diseño Web dijo...

Nada mejor que una rica sopita casera!!!

HELENA dijo...

Bonita historia...cada vez que leo cosinas tuyas, me teletransporto Asturies...jajaj
Que rincon mas bonito teneis. Alli la denominacion "Vallina" se usa mucho verdad? porque por donde el pueblo de mi padre tambien hay...
Pero Ambiciones queda de lujo..jajaja
El cordero a la estaca..mmmm que bueno es por dios...ah y no nos olvidemos de ese peaso de caldo casero claro...

Saludetes.

tetxu dijo...

como me ha gustado tu entrada, me ha encantado¡¡
en mi casa , mas bien piso , teníamos también chapa , que calor daba a la casa , que buenos sabian los alimentos¡¡¡ que recuerdos me has traido niña.
la casa de tu familia , una pasada ¡ menudo orgullo para tu padre al haber logrado tal transformación.
la sopa , jo lo que daría por probarla.
un besazo.

Solenoide dijo...

Bueno!!, casi me pierdo este pedazo de caldo, para calentar cuerpo y alma durante todo el invierno y más!!!. Con historia, más contundente.
Besos

locasita dijo...

Vaya historia, qué bonita... excepto lo del empacho de cerezas.... jejejeje. La verdad es que la casa es preciosa, soléis ir todos los fines de semana? vivís cerca de la casa?
Será fantástico si le pilláis el puntito al horno, y si no... pues a hacer carne churrascaílla!! jejejeje

Besotes, guapa! y muy buen caldo! A Alberto no le gusta el caldo con tropezones... mira que es rarito... ainssss!

Hilda dijo...

Mmmm... la sopina, de toda la vida, de las ricas ricas y si es en cocina de leña...mucho mejor.
Desde luego el trabajo que ha hecho tu padre es digno de elogio, la casa es preciosa, pero lo mejor de todo es reunir a la familia.
besinos

María Teresa dijo...

He entrado por primera vez en tu blog del que ya soy seguidora y iba a dejarte un comentario en una de las recetas que he visto, pero he entrado aqui y todavia me estoy riendo a costa del empacho de cerezas, eres increible.
La casa, pues que te voy a decir, que ya me gustaria a mmi una asi, y que mi poder seguir disfrutando de mi familia que la mayoria ya no esta.
Un besinnnnnnn desde Alicante y voy a ver más recetillas.
Muaaaaaaaaaaaaaaaaa

llosona dijo...

Felicidades por tu blog, es la primera vez que entro en él. Mi familia política de rama materna es González y son vecinos de esas fotos que has subido, los que te leen aunque no comentan...ja,ja,ja
Hace unos años que no vivo en el Valle del Nalón, pero mis raices son de allí y me ha encantado encontrar tu casina en la red. Es una zona preciosa, disfrutadla mucho.
Gracias por esta entrada, seguire trasteandoen tu blog.:))

yoyelRey dijo...

Madre que guapina quedó!!! Por cierto los "Gonzalez" yo también soy González, ya si el pueblin ye Moreda ó Columbiello seremos hasta familia!! jiji
Besinos